Su entidad trabaja en el sector financiero islámico

SAB Islamic Banking es una solución modular y completa para instituciones del sector de las finanzas islámicas. Esta oferta se caracteriza como una variación del core bancario dedicado a aquellos actores de este sector tales como: 

  • Bancos islámicos
  • Bancos mixtos (productos y servicios convencionales e islámicos)
  • Banca islámica de inversión y financiación
  • Establecimientos financieros de crédito
  • Compañías de gestión de activos
  • Compañías de seguros Takaful
  • Entidades de microfinanzas islámicas

La solución SAB Islamic Banking y su implementación se benefician del apoyo de la consultora SAB IFM (Islamic Financial Management) compuesta por un grupo de expertos, especializados en asesorar a los clientes tanto desde el punto de vista organizacional como a nivel de la implementación de una estrategia dedicada hasta su fase operacional.

La reglas de las finanzas islámicas se basan el en respecto de la ley coránica (Charia).

Las bases de la concepción, y de la reglas de gestión, de los productos financieros islámicos, se fundamentan en el reparto del riesgo, de los beneficios y de las pérdidas, la prohibición de intereses (riba) y en el carácter aleatorio de las transacciones (gharar). Dentro de los principales productos que se pueden comercializar y gestionar con SAB AT están: 

  • Mudaraba (reparto de beneficios),
  • Wadiah (conservación de activos),
  • Musharaka (asociación frente a un proyecto),
  • Murabaha (venta a precio de coste incrementado)
  • e Ijara (leasing).